lunes

SdlLl: Xuan Xosé Sánchez Vicente

Falar con Xuan Xosé Sánchez Vicente (Xixón, 1949) tien interés por dos cuestiones: la de so ye una de les obres más valoraes de cuantes dieron los escritores que se inxerten no que se conoz como Primer Promoción del Surdimientu y, amás, la so faceta de políticu y ensayista conviértelu nún de los que más reflexonaron sobre l'asturianismu y les sos implicaciones llingüístiques y lliteraries. Él ye'l primeru que s'enfrenta a un cuestionariu que remitimos dende El Cuaderno a delles figures relevantes del asturianismu cultural, y éstes son les sos respuestes:

Al marxe de les responsabilidaes polítiques y del marcu llegal que recueyen l'articuláu y les disposiciones de la Llei d'Usu y Promoción del Asturianu, discutible y conflictivu a lo llargo d'estos años, quiciás diba ser bono facer un autoanálisis dende dientro, una autoevaluación de los aciertos y los erros que se fixeron dende les instituciones que más se destacaron na defensa y promoción del asturianu. Nesti sen, ¿cómo valora usté, nun índiz que sía lo más equilibráu posible d'aciertos y fallos, la trayectoria de l'Academia de la Llingua y de la Oficina de Política Llingüística?
              Discrepo na valoración que se fai al respective de la Llei d’Usu y Promoción, entamada, emburriada y llograda pol PAS. Tien más valir y posibilidaes de les que se-y tán sacando (de fechu afaló critiques d’inconstitucionalidá pol so conteníu y emburrió «cuestiones d’inconstitucionalidá» xurídiques). Dotramiente, y según se dixera nel so día, ye la único que vamos tener en munchos años, si non «lo único», a cencielles. A partir d’equí vamos dir p’atrás, nun solo na so aplicación, sinón nel marcu xurídicu. Piénsese, per exemplu, que nel borrador de reforma estatutaria últimu (albortáu dende Madrid, por otres cuestiones) PSOE y PP modificaben l’artículu cuartu en sentíu regresivu. La situación, agora, empeora, con un partíu como UPyD que tien como oxetivu esplícitu degradar lautonomía. Nesi sen, col aplausu de los asturianos, vien sumase a la política de despreciu y menospreciu de los demás partíos centraliegos hacia l’asturianu y la cultura asturiana.
¿Qué reflexón-y merez la convivencia d'estes dos instituciones a lo llargo de los años?              
              Contesto equí a l’anterior. En xeneral, los responsables de les OPLLS faen lo que pueden nun marcu de bona voluntá individual, con unos partíos y unos responsables políticos que-yos piden facer lo menos posible o nada. Tocántenes a l’Academia, si la so política llingüística y d’estudios ye bona —y nun paro d’aponderala—, la so «política» y les sos relaciones publiques son un auténticu desastre, caminando siempre nel rumbu enquivocáu, sofitando les opciones errónees, esbrexando escontra les favorables, etc. Nesi sen, y en relación coles OPLLS, enquivocóse siempre, como en tolo demás del ámbitu social y políticu.
Anque la llingua asturiana tuvo presente al final del sieglu pasáu como oxetu de debate dinamizador na cultura asturiana, parez qu'esi debate foi desfaciéndose nos últimos años. Parez que la conciencia de grupu, de colectivu, desfíxose en trayectories individuales, y que nun se recoyó'l testigu d'aquelles otres apuestes colectives. ¿Ye una señal de los tiempos o la cuestión merez un análisis más tranquilu? ¿Qué análisis fai de la situación sociollingüística actual d'Asturies?
              Efectivamente les coses van a menos y l’impulsu inicial amenorgó. Anque hubo y hai grandes frutos —escritores, un grupu de xóvenes animosos, un ciertu prestixu esternu de dalgunos autores—, la carrera inicial va perdiendo puxu y el cuerpo cultural asturianu y asturianista encurrinando. Les oportunidaes perdíes, el camín tracamundiáu, la falta de medios de comunicación a favor de la llingua y en llingua (los audiovisuales), les males polítiques, una sorda, continua y poderosa corriente social n’enemistanza continua (munchu más poderosa que la favoratible) ficieren aparar la carrera y perdese les voces nel poderosu roídu madrileñista y antiasturianu (o silenciador de lo asturiano) de les mayoríes sociales asturianes.

¿Piensa que los intentos pa da-y más solidez a l'asturianu -dellos como frutu d'apuestes fortes y continuaos, como nel casu de la traducción de clásicos a esa llingua- tuvieron el resultáu que yera d'esperar? ¿Onde cree que tan les razones del so éxitu o del so fracasu?
 
              Otru factor importante ye que los asturianos y, especialmente, los asturianistes disfruten esperando que sea posible lo imposible y faciendo que lo posible sea imposible. De mou y manera que, nel fondu, anque paeza que les coses van mal, van en realidá a gustu de la mayoría. 
¿La lliteratura en llingua asturiana sigue agora una política editorial acertada? ¿Cómo cree que diba poder ameyorase?
              Si nun hai promoción nos medios públicos, especialmente, repito, los audiovisuales; si nun se prestixa socialmente la llingua polos que pueden facelo (autoridades, xente piquera socialmente); si nun s’aprovecha y emplega la enseñanza; si nun se ruempe la pergruesa barrera del silenciu (agora menos ruidosa nes sos manifestaciones, pero tan efectiva como siempre) y nun s’afuraca na trupa paré qu’impide a la sociedá asturiana mirar pa sigo, envede facelo, como lo fai, pa Madrid, pensando que cuanto más Madrid y menos Asturies, meyor, y que lo d’equí val poco o nada (incluida la economía y los intereses económicos) en comparanza colo de fuera, la llingua y la lliteratura dirán antainandiegamente como vienen diendo la sociedá, l’empléu y la economía: de capitón y rimada abaxu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario